Nahiara la niña trasplantada del corazón obtuvo el alta médica y retornó a su casa

1154

Asunción, Agencia IP.- La niña Nahiara Jazmín quien hace 26 días recibió en donación un nuevo corazón pudo obtener el alta médica este jueves y ya se encuentra en su hogar junto con su familia.

La jefa de Cardiología del Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu, Nancy Garay, explicó que tras un año y un mes de estar en lista de espera para la donación de órganos, la niña Nahiara Jazmín, de 6 años, volverá a su casa.

«Por eso resaltamos la importancia que tiene la donación de órganos y de adherirse a ella, por medio de una campaña persistente sobre la importancia de salvar vidas», refirió Garay en el curso de la conferencia de prensa brindada este jueves tras el alta médica de Nahiara Jazmín.

Sostuvo que el caso de la niña quien fue trasplantada el pasado 10 de julio es «un ejemplo de lo que se puede llegar a realizar en pacientes críticos, siempre y cuando la respuesta de los familiares de los donantes sea un sí» y destacó la capacidad de los médicos paraguayos y los establecimientos de salud pública para llevar a cabo la cirugía y seguimiento del paciente.

A su turno el jefe de Cirugía Cardíaca y del Programa Trasplante Cardíaco del Acosta Ñu, Marcos Melgarejo, explicó que la paciente Nahiara Jazmín llegó al hospital gravemente enferma con un riesgo vital muy alto por lo que en ese momento se tomó la difícil decisión de conectarla a un corazón artificial con lo que se logró ganar tiempo.

Tras la campaña de donación masiva que se realizó se logró que a pocos días Nahiara consiga un donante compatible y el equipo médico del Acosta Ñu realizó el trasplante del cual ya pasaron 26 días y hoy la niña obtuvo su alta médica.

Melgarejo refirió que «no hay mayor satisfacción que ver a una niña volver al seno familiar y que dentro de poco pueda estar nuevamente con sus amigos y amigas y pueda llegar a compartir actividades habituales para su edad, eso nos llena de una satisfacción enorme y es lo que quisimos compartir con todos ustedes», refirió finalmente el galeno.

Compartir: