Paraguay asegura que entregará logros muy importantes para la profundización y fortalecimiento del Mercosur

644

Asunción, Agencia IP.- Paraguay dejará un “patrimonio muy interesante” al Uruguay respecto de acciones consensuadas para la profundización y fortalecimiento del Mercosur, según la Cancillería Nacional. Uno de los logros más significativos de la presidencia paraguaya fue dotar al bloque de una norma que permita validar las decisiones adoptadas en las reuniones virtuales, modalidad operativa impuesta debido a la pandemia.

El próximo jueves Paraguay entregará la presidencia pros témpore del Mercosur a Uruguay, luego de seis meses de intensas laborales y logros pese al complejo panorama que le tocó sortear debido a las limitaciones de la pandemia del coronavirus.

Sobre el tema, el viceministro de Relaciones Económicas e Integración y coordinador nacional del Grupo Mercado Común, Didier Olmedo, destacó que la pandemia del coronavirus no frenó la marcha del Mercosur durante la presidencia pro témpore de Paraguay que concluirá la próxima semana.

Señaló que a pesar de las restricciones impuestas a la circulación, las reuniones del bloque continuaron desarrollándose en forma virtual para atender las distintas instancias técnicas, foros y reuniones especializadas que se ocupan de los aspectos vinculados a la integración.

Comentó que uno de los logros de la presidencia paraguaya fue dotar al Mercosur de una norma que permita dar validez a las reuniones virtuales, decisión necesaria para atender a la modalidad operativa impuesta debido a la pandemia.

En ese orden, ratificó que a partir de esa norma aprobada por el Mercosur tienen validez legal las posturas adoptadas por los órganos decisorios del bloque.

“Teníamos una presidencia muy ambiciosa con una cantidad de reuniones para el mes de marzo, con 33 reuniones, en abril 54 reuniones por dar una muestra de la actividad que se realiza en el ámbito del Mercosur de las distintas instancias técnicas, foros y encuentros especializados vinculados a la integración”, explicó.

Pese a las limitaciones impuestas por el covid-19, la presidencia paraguaya dio continuidad a los trabajos de la planificación prioritaria en los cuatro pilares establecidos en la integración del Mercosur: económico–comercial, jurídico institucional, relacionamiento externo y superación de las asimetrías.

Ilustración / Foto IP Paraguay.

Así también, se llevó adelante la temática de la definición de una norma Mercosur para el comercio electrónico, tan importante en esta época de confinamientos, cuya aprobación se buscará en la próxima reunión.

También se realizaron reuniones vinculadas a la revisión del arancel externo común, la revisión del régimen de origen del bloque regional y se trabajó también en la norma anticorrupción en el Mercosur.

Igualmente, se dio un importante paso en la culminación de las tareas pendientes relativas al Acuerdo Mercosur – Unión Europea, y Mercosur – EFTA.

El año pasado se aprobaron los lineamientos políticos para concluir el capítulo económico – comercial del Acuerdo, y en el transcurso de la semana pasada concluyeron los capítulos políticos y de cooperación.

“Este es un acuerdo de integración birregional que en conjunto hacen a una zona de libre comercio de 800.000 de consumidores, que incluye a los 27 estados de Europa y los países del Mercosur”, señaló Olmedo.

Los trabajos más recientes fueron de los asuntos pendientes, como la revisión legal de las casi 7.000 páginas del Acuerdo.

El alto funcionario de la Cancillería recordó que en la reunión de la Comisión de Comercio se atendieron temas puntuales y urgentes vinculados al día a día del comercio intra – Mercosur, que mantuvieron sus encuentros virtuales a un ritmo mensual.

Así también hubo reunión de coordinadores del Grupo Mercado Común, “y entonces hay un patrimonio muy interesante que Paraguay va entregar, además del trabajo que se está haciendo que planteará al Mercosur las principales líneas de acción del decenio 2020–2030, que se refiere a acciones consensuadas para la profundización y fortalecimiento del mercado común.

“Queremos ser respetuosos de la letra y el espíritu del Tratado de Asunción, pero adaptado a las exigencias del mundo de hoy”, subrayó el viceministro Didier Olmedo.

Reuniones en el marco del cierre de semestre

Por otro lado, comentó que la próxima semana se realizarán las reuniones propias de los cierres de semestre del Mercosur, el lunes inicia el encuentro extraordinario de la Comisión de Comercio, luego se hará una reunión de trabajo del sector azucarero y posteriormente la revisión de las normativas a ser aprobadas por la Cumbre.

En ese contexto, detalló que el martes se hará el foro del Mercado Común, así como la reunión de ministros de Industria y Economía, al igual que los presidentes de bancos centrales. Mientras que para el miércoles está previsto el diálogo entre los cancilleres tanto de los socios fundadores como de estados asociados.

Por su parte, el próximo jueves 2 de julio tendrá lugar la Cumbre de los jefes de Estado del Mercosur que por primera vez en la historia se hará en formato de videoconferencia, atendiendo las limitaciones de circulación impuestas en el marco de las medidas sanitarias.

Al respecto, dijo que en la cumbre de ese día el presidente de la República, Mario Abdo Benítez presentará un informe a sus colegas de lo que se hizo en este semestre. “Podemos decir que hay un listado interesante de actividades realizadas”, afirmó al concluir el viceministro.

Compartir: