Paraguay niega presión de Brasil y reafirma que apertura de fronteras se hará en forma conjunta

1201

Asunción, Agencia IP.- La Cancillería paraguaya afirmó este jueves que no existe ninguna presión del Brasil para la reapertura de las fronteras y que la decisión de permitir nuevamente el paso entre ambos países se hará de forma conjunta para evitar la expansión del coronavirus.

“No, de parte del Gobierno (brasileño) no hay ninguna presión, al contrario hay un entendimiento en el sentido de que como saben el presidente Jair Bolsonaro conversó con el presidente Mario Abdo Benítez y acordaron que la apertura de la frontera será hecho en forma conjunta”, informó este jueves el canciller nacional, Antonio Rivas Palacios, en Palacio de Gobierno.

El ministro de Relaciones Exteriores señaló que el objetivo del cierre de la frontera, establecido por el Gobierno a mediados de marzo, ha sido evitar la importación de casos desde el exterior del país. El efecto positivo de esta medida se constata en los bajos números de casos y muertes registrados en Paraguay en comparación con los elevados números que reporta el vecino país.

El canciller Rivas admitió sin embargo una presión que calificó de «normal» por parte de actores económicos que viven del comercio transfronterizo. EL ministro ratificó no obstante que la prioridad del Gobierno paraguayo es precautelar la salud de la población.

En otro momento, destacó las medidas implementadas por el Gobierno Nacional que ubican actualmente al país como uno de los que tiene menos contagios en comparación a los países de la región.

“Estamos muy bien por ejemplo en cuanto al control coordinado del retorno de  connacionales y eso hace que podamos estar tranquilos, pero sin bajar la guardia, en todo lo que hace referencia a la situación de la pandemia”, mencionó.

Además resaltó que en el país se tiene una carga viral casi inexistente y prueba de ello son los “hospitales vacíos y albergues llenos”.

Canciller resalta trabajo del servicio exterior

Por otro lado, el ministro de Relaciones Exteriores resaltó el trabajo que viene impulsando el servicio exterior para garantizar la asistencia y el retorno de los connacionales afectados por la crisis del covi-19.

“El servicio exterior está poniendo en riesgo también su salud, como fue el caso de San Pablo, donde se cerró nuestro consulado justamente porque tuvimos dos casos de coronavirus y eso hizo que por una razón de cuarentena se cierre el consulado, pero el equipo sigue trabajando a nivel virtual asistiendo a los connacionales”, dijo finalmente.

Compartir: