Paraguay se adhirió oficialmente al pacto mundial para la migración

848

Marrakech.- El Paraguay se adhirió hoy al “Pacto Mundial para la Migración Ordenada, Segura y Regular”, en la reunión promovida por las Naciones Unidas en la ciudad de Marrakech, Marruecos. El país estuvo representado por el canciller nacional, Luis Alberto Castiglioni.

En la reunión no hubo votación ni firma de documento alguno, sí la adopción expresa del compromiso por parte de representantes de 159 países de los 193 que forman parte de la ONU.

El canciller Castiglioni aclaró que el pacto global no obliga a nada y sí está en línea con nuestra actual legislación. “Nadie obligará al Paraguay a recibir olas de inmigrantes ni determinada cantidad de migrantes, como maliciosa y perversamente se señala en redes sociales. Lo que se aprueba son políticas generales de cómo tratar a los migrantes. Esto es muy importante para Paraguay porque nosotros tenemos más del millón de compatriotas en el exterior”, subrayó.

“Hay que fomentar la cultura de la tolerancia y ser coherentes con los principios humanitarios y cristianos que caracterizan a la mayoría de la población paraguaya”, sostuvo.

El canciller ayer tuvo un encuentro informal con el Cardenal Pietro Parolín, Secretario de Estado del Vaticano, quien también se encuentra en Marrakech para la aprobación del mencionado documento.

“Coincidimos con el Vaticano en la adhesión al Pacto Global de Migraciones, con las objeciones que son de público conocimiento. Si hay dudas sobre el alcance de ciertas palabras haremos las reservas correspondientes, aclarando que la interpretación se hará estrictamente según la Constitución Nacional, nuestras leyes vigentes y nuestra cultura predominante. El consentimiento no es vinculante y el Paraguay en ningún momento pierde soberanía”, subrayó Castiglioni tras el encuentro con el Secretario de Estado del Vaticano.

El canciller lamentó el desconocimiento del contenido del documento a ser suscrito e instó a la ciudadanía a informarse sobre el Acuerdo, considerando que el instrumento será beneficioso para el país, teniendo en cuenta que Paraguay, por distintas circunstancias, tradicionalmente ha sido un país emisor de migrantes.

El Pacto Mundial reafirma que los Estados tienen el derecho soberano a determinar su propia política migratoria y la prerrogativa de regular la migración dentro de su jurisdicción, de conformidad con el derecho internacional, dijo Castiglioni.

Agregó que dentro de su jurisdicción soberana, los Estados podrán distinguir entre el estatus migratorio regular e irregular, incluso decidir con qué medidas legislativas y normativas aplicarán el compromiso, teniendo en cuenta sus diferentes realidades, políticas y prioridades.

El canciller destacó que hay que ser coherentes y solidarios. “En la actualidad, más de un millón de compatriotas residen en el exterior; es, por tanto, nuestra obligación moral apoyar posiciones en la arena internacional que sean propicias para el bienestar de los connacionales en el extranjero y el de sus familias”.

Ante el desconocimiento ciudadano y la manipulación en redes sociales sobre los alcances del “Pacto Mundial para la migración ordenada, segura y regular”, Castiglioni aclaró que el acuerdo no implica que el Paraguay será obligado a recibir una cantidad determinada de extranjeros. “Esa es una mentira hasta perversa que se hace con absoluta mala fe. No estamos cediendo soberanía en nada. Paraguay va seguir siendo libre y soberano y va a decidir quién va a entrar o no al país”, remarcó.

La cancillería nacional, en un pronunciamiento dado a conocer el viernes 7 de diciembre señala expresamente: “El Pacto no es vinculante, sino de carácter moral. No constituye un Tratado ni un Acuerdo internacional. En otras palabras, no obliga a los Estados a recibir migrantes ni a darles nada fuera de lo contemplado en sus propias leyes. Tampoco da a la Organización de las Naciones Unidas la potestad de determinar qué reglas ha de aplicar cada país a los migrantes, ni a establecer obligaciones en cuanto a la recepción de extranjeros.”

Compartir: