Paraguay se posiciona como referente regional de lucha contra la tuberculosis

978

Asunción, Agencia IP.- Este martes se realizó el lanzamiento de la “Cumbre Regional de los Frentes Parlamentarios de Tuberculosis de las Américas y el Caribe”, en la sede de la Cámara de Diputados en  Asunción. Paraguay registra 3.000 casos de tuberculosis al año, que en su mayoría afecta a la población penitenciaria y las comunidades indígenas.

El acto de lanzamiento contó con la presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, así como de parlamentarios y referentes del sistema de salud.

En la ocasión,  el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, expuso que la tuberculosis es una enfermedad que se ha cobrado la mayor cantidad de vidas en los últimos 200 años en toda la humanidad.

Sobre el punto, destacó la realización del evento en el país y espera que los picos de contagiados por la enfermedad empiecen a bajar, mediante acciones conjuntas entre los diferentes sectores.

Indicó que el covid está dejando de ser un problema y la tuberculosis pasa a ocupar el primer lugar, por encima de las muertes registradas por el coronavirus en los últimos tiempos tanto en el país como en el mundo.

“Tenemos una vacuna que está cumpliendo más de 100 años, no tenemos vacunas nuevas, no hay tratamientos nuevos ni inversiones”, indicó.

En esa misma línea, sostuvo que se trata de un tema importantísimo para la salud pública, de ahí la necesidad de asumirla como tal. En ese sentido, resaltó los avances concretados en los últimos años, principalmente en lo relacionado al diagnóstico y tratamiento que se ha expandido en todos los servicios del país.

“Hoy se trata la tuberculosis en los puestos de atención primaria de la salud, lo que se ha sido un gran avance que se dio en los últimos 15 y 20 años. Tenemos todo bastante mapeado acerca de los enfermos y notamos que eso no ha cambiado mucho, es decir la cantidad de casos sigue siendo la misma que hace 20 años”, detalló.

Paraguay con 3.000 casos de tuberculosis al año

Paraguay registra 3.000 casos de tuberculosis al año de los cuales alrededor del 10 por ciento pierden la vida. Según cifras oficiales, el 18 por ciento de los casos de TB afecta a las comunidades indígenas y la población penal que experimenta un ascenso vertiginoso de afectados.

“Vemos que se van abrir más penitenciarías y debemos trabajar conjuntamente con el Ministerio de Justicia para una sanidad mucho más fuerte, atendiendo a que el 20 por ciento de los casos ocurren en prisión y otro 20 por ciento ocurre en los internos que recuperan su libertad y contagian al salir”, explicó.

Por su parte, el director ejecutivo de la organización Medical Impact y Punto Focal del Frente de TB de las Américas, Giorgio Franyuti, (México), subrayó que la tuberculosis no conoce fronteras y se aprovecha de los más débiles.

Destacan al país como referente regional 

Resaltó que Paraguay hoy es referente regional y es por ello que, las Américas aplauden la Ley de Tuberculosis, al que calificó como un “esfuerzo que trasciende la historia”.

La responsabilidad que carga el país siendo un estandarte regional aún no ha terminado, alegando que una ley sin reglamentación especifica tiene cabeza para pensar pero no brazos para articular y es por eso que, instó a facultar capital humano para asumir dicha tarea y sobre todo, garantizar los recursos económicos necesarios para el acceso a los servicios y poner fin a la enfermedad.

Exteriorizó que solamente a través de la colaboración intersectorial en coordinación con la sociedad civil es que los estados miembros van a poder visibilizar las verdaderas problemáticas de campo y traducir las necesidades reales para garantizar una ley equitativa y justa para las personas afectadas por la tuberculosis

Mencionó que en dos años se produjeron una veintena de biológicos para el covid-19 frente ninguna para la TB, que este año cumple 101 de descubrimiento de la única vacuna para combatirla.

“Veo un serio problema en esto. La TB es un indicador de identidad social, ya que mata a la gente más pobre, no permitiremos un caso más de estigma y discriminación, y tampoco una muerte más por tuberculosis”, sentenció finalmente.

Compartir: