Piden continuidad del proyecto de mecanización para modernización total del sistema de producción

666

Asunción, IP.- Los productores de las comunidades campesinas beneficiadas con el Proyecto de Mecanización de la Agricultura Familiar expresaron que es vital para ellos la continuidad del plan y que se oriente hacia una trasformación y una modernización total del sistema de producción de la agricultura familiar.

Fue durante la “Jornada de Socialización de los Resultados del Programa de Modernización y Mecanización de la Agricultura Familiar”, con los pequeños productores y autoridades del Gobierno Nacional, que  tuvo lugar en el Salón de Actos del Banco Central del Paraguay.

El señor  Francisco Jara de la comunidad Arroyito, departamento Concepción, presentó un documento firmado por los representantes de todas  las comunidades beneficiadas al presidente Horacio Cartes con algunas inquietudes y propuestas  desde el sector campesinado.

En el escrito destacan la importancia del esfuerzo y las acciones del Gobierno Nacional para combatir la pobreza que afecta históricamente a amplios sectores de la población rural, con acciones tales como los proyectos de construcción de viviendas, instalación de sistema de agua  potable, mejoramiento de caminos vecinales, mecanización agrícola para los  pequeños productores y otros.

Sin embargo manifiestan sus preocupaciones de que este proyecto se interrumpa por lo que solicitan alargar para que haya una verdadera transformación.

Para ello, sugieren el diseño de una política de Estado diferenciada para la agricultura familiar campesina, cuyo objetivo estratégico sea no solo el arraigo y condiciones de vida digna para las familias rurales, sino fundamentalmente convertirlas en eficientes empresas, familiares y asociativas, producción de alimentos sanos, de alta calidad biológica, capaz de satisfacer la demanda alimentaria de nuestro país y de contribuir significativamente  al combate contra el flagelo del hambre que afecta a numerosos pueblos.

Proponen que esta iniciativa sea profundizada hasta el punto preciso en que las propias comunidades agricultoras campesinas tengan la capacidad de proseguir y desarrollar autónomamente la mecanización total de sus sistemas de producción, equipándolos con la totalidad de maquinarias e implementos necesarios, así como con el soporte técnico administrativo que requiere su implementación.

“Además el verdadero impacto positivo en la economía campesina para la superación de la pobreza, solo se logrará si este programa tiene un alcance nacional y masivo”, sostienen.

Añaden que lo realizado hasta ahora, si bien es cierto es sumamente auspicioso y de resultado alta y alentadoramente positivo, sin embargo no pasará de ser un evento anecdótico y testimonial, rayando el ya mencionado asistencialismo si no se convierte en el nuevo paradigma de desarrollo económico y social diseñado e implementado por el Estado para la agricultura familiar campesina en su totalidad, dentro del marco de una política de estado tal como se plantea.

Por último sugieren que a este programa se articule con otro  de creación de cadenas de valores, trasformando la producción primaria en productos cada vez más elaborados.

Compartir: