Plan implica un cambio institucional del Fogapy para que la economía sea más competitiva

388

Asunción, Agencia IP.- El presidente del Banco Central del Paraguay (BCP) José Cantero sostuvo hoy que, el plan «Ñapu’ã Paraguay» no es solo un plan de reactivación, sino de transformación y recuperación que implica un cambio institucional del Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) para que la economía paraguaya se vuelva más competitiva.

En ese sentido Cantero manifestó que, el Fogapy cuenta con una «evolución exponencial» ya que cuando inició la pandemia en marzo de este año destinó en créditos durante abril un millón de dólares; 10 millones de dólares; en mayo, 76 millones de dólares y antes que culmine junio se destinaron 162 millones de dólares.

Esa competencia económica que el Paraguay requiere sostuvo que se dará mediante «las decisiones importantes y los compromisos relevantes, además de la introducción de instrumentos que puedan ser transformadores no solo para este periodo», resaltó y ejemplificó que uno de esos instrumentos es el Fondo para la Vivienda que también contará con las mismas características que el Fogapy.

Cantero dijo que el BCP en este escenario de tanto riesgo e incertidumbre lo primero que hizo fue proveer de una importante liquidez, condición que debe ir acompañada de la reducción del riesgo y que se logra por medio del Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy).

En ese sentido dijo que el BCP resolución mediante dispuso la extensión de las condiciones favorables hasta fin de año para capital destinado para el trabajo.

«Si sos una mipymes y queres comprar motos para ampliar tu delivery o sos una corporación o una persona que requiere un préstamo, hoy las condiciones son que puso el BCP son realmente extraordinarias para este contexto», afirmó.

Dijo que una de las facilidades de esta resolución emitida por el BCP es que las empresas que ya son clientes de esos bancos privados no requieren presentar nuevas carpetas o actualizar datos para solicitar los créditos.

Para los nuevos clientes las exigencias son la presentación de las documentaciones que avalen que la empresa y el propietario existen.

En cuanto al análisis de riesgo que hoy exige la Superintendencia de Bancos es genérico, de acuerdo a los sectores. «No se entran en los detalles sino más bien genérico de una política mucho más expeditiva», manifestó.

Sostuvo que otro de los puntos a favor es que, si  las cuotas de los préstamos no pueden ser pagadas en fecha esa información no se envía a la central de información.

«La calificación del cliente se maneja en un mundo paralelo, los créditos sacados durante la pandemia y hasta el 31 de diciembre de este año no afecta la calificación. Esta es una resolución de las más flexibles en la historia de nuestro país», concluyó el titular del BCP.

Compartir: