Presentan evolución histórica de la población paraguaya entre 1990 y 2020

255

Asunción, Paraguay, Agencia IP.- El Instituto Nacional de Estadística de Paraguay (INE), en alianza con el Centro de Pensamiento Estratégico Internacional (Cepei) y su iniciativa DataRepública, presentan la evolución histórica de la población paraguaya entre 1990 y 2020.

En una nueva entrega de historias con datos, Paraguay cuenta su caso sobre el progreso de los datos demográficos y cómo estos aportan a la formulación de más y mejores políticas públicas para sus habitantes, informó la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (Dgeec).

Esta vez, el INE, en alianza con el Cepei y su iniciativa DataRepública, presentan la evolución histórica de la población paraguaya entre 1990 y 2020, centrada en la disposición de los datos demográficos y cómo los recursos son destinados para reducir las desigualdades.

De acuerdo con el INE Paraguay, “cuando se habla de población, también es necesario contemplar la esperanza de vida, la tasa de fecundidad, la tasa de mortalidad, entre otros indicadores. Estos representan de forma clara aspectos en el desarrollo, comportamiento y evolución de los grupos de población”.

Esta evolución también ha constituido un gran reto para el Gobierno al implementar nuevas acciones, dado que estas deben alinearse al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030.

El crecimiento poblacional se relaciona con estrategias de protección social, que se enmarcan en los ODS 1 (fin de la pobreza) y 3 (salud y bienestar); la educación, representada en el ODS 4 (educación de calidad), y el empleo, en el ODS 8 (trabajo decente y crecimiento económico), entre otros.

Además, las tendencias en los nacimientos, la fecundidad y la mortalidad se asocian directamente con las condiciones y los factores demográficos, económicos y sociales de Paraguay, convertidos posteriormente en adelantos médicos y aumento en la cobertura de la salud, claves en la lucha contra la mortalidad.

Los indicadores demográficos y la producción de estadísticas, tanto nacionales como territoriales, son necesarias para continuar la formulación de políticas públicas robustas, focalizadas, adaptables y sostenibles que no dejen a nadie atrás.

Compartir: