Presidente resalta administración respetuosa de la pluralidad política y concentrada en cumplir su programa de gobierno

684

Asunción, Agencia IP.- Durante la presentación de su  informe de gestión ante el Congreso Nacional, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, afirmó que en este cuarto año se pudo ver un Ejecutivo deferente con los demás poderes del Estado, respetuoso de la pluralidad política y concentrado en cumplir su programa de gobierno. Del mismo modo, aseguró que no renunciará a su obligación de trabajar por las necesidades de la población.

Al cumplirse casi cuatro años de mandato, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, presentó este viernes un nuevo informe de gestión ante el Congreso Nacional, siendo la tercera en formato virtual por causa del rebrote de contagios de coronavirus.

En primer término, Mario Abdo Benítez mencionó que el legado primordial que esta administración se propuso dejar desde el primer día en la conducción nacional es consolidación de la conciencia moral democrática.

En ese sentido, aseguró que la mejor forma de resolver las diferencias y encontrar la vía a la prosperidad, así como proveer condiciones de vida más equitativas es mediante el único sistema político que se basa en la soberanía del pueblo.

Señaló que las obras, las políticas y todas las gestiones efectuadas por el Poder Ejecutivo adquieren más importancia de lo normal porque se las ha llevado adelante «con el compromiso de preservar lo más valioso que tienen los paraguayos, que es el respeto a la institucionalidad».

En esa misma línea, afirmó que «no se han sacrificado las formas para alcanzar los fines que se aspiraban realizar, por más nobles y correctos que sean» y, en ese contexto, sostuvo que siempre buscaron «que las ideas y planes estén en sintonía con las reglas de juego democrático».

Manifestó que en días en los que se observan proyectos que pretenden sostenerse sin la voluntad popular y por fuera de las reglas del estado de derecho, tanto en la esfera nacional como internacional, «la principal contribución ha sido luchar frontalmente con acciones firmes contra toda manifestación que busque degradar a la República para ponerla al servicio de intereses particulares o ambiciones autocráticas».

«En este cuarto año se pudo ver un Ejecutivo deferente con los demás poderes del Estado, respetuoso de la pluralidad política y concentrado en cumplir su programa de gobierno», exteriorizó el presidente.

Igualmente señaló que a pesar de haber lidiado con uno de los capítulos más trágicos de la historia de la humanidad, la pandemia del covid-19, «hoy miramos hacia atrás y valoramos haber sido aún en los momentos más críticos, portadores de un mensaje franco y abierto de cara al pueblo y no, los proyectistas de itinerarios de acaparamiento de las instituciones republicanas y de degradación de los valores de la sociedad».

El interés general como brújula

«Tengo la responsabilidad de gobernar para todos los habitantes del territorio nacional, por lo que siempre tuve al interés general como brújula», dijo el presidente.

«Me resta un año para cumplir con el honor más grande que puede conceder la ciudadanía paraguaya. Es el momento de reafirmar que así como no busqué cooptar ninguna institución para evitar el control sobre mi gobierno, puedo asegurar que no renunciaré a mi obligación de trabajar por las necesidades de la población”, expresó.

Abdo Benítez dijo que espera acabar, de una vez por todas, con la infortunada práctica política de buscar echar raíces permanentes en la conducción nacional a cualquier precio.

De igual forma, aseveró que tendrá el orgullo de entregar el poder, con templanza y resiliencia, a la siguiente persona que el pueblo paraguayo designe democráticamente como presidente.

Proyecto de ley sobre senaduría vitalicia

El presidente anunció que antes de entregar la banda presidencial, «como muestra de robustecimiento de nuestro sistema institucional» presentará un proyecto de ley que reglamente la figura de la senaduría vitalicia, «destino honroso e ineludible que los constituyentes previeron para los expresidentes», desde donde refirió, buscará seguir aportando al debate sobre los intereses públicos.

Resaltó que ese espíritu de rectitud democrática es el que inspira todas las áreas de trabajo de su Gobierno.

Sobre el punto, indicó que no solo han hecho una labor trascendental en muchos campos, sino que lograron, en contraste con un pasado gubernamental a veces oscuro y en ocasiones arbitrario, encargase pacíficamente de la gestión pública, reconociendo los errores cuando correspondía y defendiendo con razones las decisiones.

“En las diferentes áreas que hacen parte de la labor del gobierno, en la que resaltan la seguridad, la salud pública, las obras de infraestructura y la protección social, entre muchas otras, podrá verse siempre como telón de fondo ese respeto a la institucionalidad, que sin duda alguna legitima con fuerza los números inéditos que tenemos para mostrar y de los cuales podemos enorgullecernos genuinamente”, añadió.

Compartir: