Primera ejecución en Irán de una persona implicada en las protestas

532

Teherán (reporte AFP).- Irán llevó a cabo el jueves la primera ejecución conocida vinculada con las protestas por la muerte de Mahsa Amini, ahorcando a un hombre condenado por haber bloqueado una calle y haber herido a un miembro de la fuerza paramilitar Basij.

Irán es escenario de una ola de protestas tras la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años fallecida tras ser arrestada por la policía de la moral por vulnerar el código de indumentaria del país, que obliga a las mujeres a llevar velo.

«Mohsen Shekari, un alborotador que bloqueó el bulevar Sattar Khan [en Teherán] el 25 de septiembre y apuñaló con un machete a un Basij, fue ejecutado el jueves por la mañana» en la capital iraní, indicó la agencia del poder judicial, Mizan Online.

El veredicto preliminar del caso fue emitido el 1 de noviembre por el tribunal revolucionario de Teherán y la Corte Suprema rechazó el recurso el 20 de noviembre, llevando a la ejecución de la pena, informó la agencia de prensa del poder judicial.

La autoridad judicial asegura que Shekari se reconoció culpable de haberse peleado y de haber desenfundado «su arma con la intención de matar, de provocar terror y de perturbar el orden y la seguridad de la sociedad».

«Hirió intencionalmente a un Basij con arma blanca mientras éste cumplía con su deber y bloqueó la calle Sattar Khan en Teherán», añade la agencia.

Basij es una fuerza paramilitar vinculada a los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Irán.

En total, diez personas corren su misma suerte por haber participado en las protestas.

Las manifestaciones han estado encabezadas por mujeres, estudiantes universitarios y alumnas de escuela, que retiraron su velo en público y corearon lemas contra el gobierno, enfrentándose directamente a las fuerzas de seguridad.

Compartir: