Gobierno ratifica esfuerzos para la prevención del abuso sexual en niñas, niños y adolescentes

678

Asunción, Agencia IP.- El abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes es un flagelo presente en la sociedad y para cambiar esa realidad exige un esfuerzo mancomunado de todos los sectores.  A tal efecto, se presentó este martes “Mirame”, una historieta para hablar del tema y sobre todo, promover su prevención, denuncia y detección oportuna.

El acto de presentación se realizó esta mañana en la Vicepresidencia de la República y contó con la presencia del vicepresidente Hugo Velázquez, ministros del Poder Ejecutivo y otros sectores involucrados en el tema.

El abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes es un flagelo presente en la sociedad que destruye vidas y cambiar esa realidad exige que familias y Estado aúnen esfuerzos, para desnaturalizar este crimen y promover su prevención, denuncia y detección oportuna, afirma el Ejecutivo.

Una de las propuestas para sensibilizar y reflexionar sobre el abuso sexual, su prevención y abordaje es la historieta Mirame, que fue desarrollada por los ministerios de Salud, de la Niñez y la Adolescencia, Educación y Ciencias y de Trabajo, con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) y la cooperación del Gobierno de la India.

Avances significativos 

En la ocasión, la ministra de la Niñez y Adolescencia, Teresa Martínez, informó de una serie de acciones que se vienen tomando para recudir los números de abuso sexual y en ese contexto, habló de avances significativos que se dieron principalmente gracias a las campañas gestionadas para visibilizar el tema, promover las denuncias y lograr un involucramiento ciudadano.

“Este año fue esencialmente visibilizar al abusado, en eso estamos enmarcados todos los ministerios que estamos aquí presentes, en algunos caso unos más involucrados que otros pero cada uno en el marco del trato que tiene con los niños”, enfatizó Martínez.

Asimismo, la secretaria de Estado recordó que desde el lugar que estemos debemos contribuir con la protección de los niños, niñas y adolescentes.

“Como paraguayos debemos demostrar que no somos caníbales y que no consumimos niños, es una tarea de todos para que ningún niño o niña sea víctima de estos hechos, es la misión esencial que tenemos”, exteriorizó.

Sostenibilidad para impactar a nivel país

A su vez, la representante Unfpa, Rocío Galiano, indicó que el trabajo artículo, integrando esfuerzos entre los diferentes sectores es clave para avanzar en la protección de los niños, niñas y adolescentes.

Sobre el punto, explicó que mediante la campaña Ñañangareko implementado en el distrito de Caaguazú, departamento del mismo nombre, fueron entrenados más de 400 recursos humanos en salud, 547.000 adolescentes alcanzados con metodologías de prevención del abuso sexual, así como 15.000 docentes, lo que permitió reducir los números negativos.

Precisó que los nacimientos en niñas de 10 a 14 años, disminuyeron entre el 19 y 21 por ciento en el distrito de Caaguazú. Mientras que, a nivel nacional los nacidos vivos registrados entre 15 y 19 años han tenido una reducción del 27 por ciento.

“Estos son algunos de los datos que denotan que vamos por buen camino y que estas acciones requieren una sostenibilidad para seguir impactando en toda la República”, añadió.

Realidad que no podemos descuidar

El ministro de Salud, Julio Borba, recordó que el abuso repercute negativamente tanto en el estado físico como psicológico y social del afectado. Las consecuencias perduran a lo largo de la vida, no solo de quien lo padece, sino a la sociedad en su conjunto.

“Es una realidad que no podemos descuidar y mucho menos generalizar, la desatención de estas situaciones aumenta el riesgo de sufrir nuevos tipos de victimización durante la edad adulto, tanto sexuales como de otro tipo”, alegó.

Borba mencionó que el abuso sexual es una cuestión de salud pública porque embarga el presente de la niñez y la adolescencia, compromete su salud integral y el desarrollo sostenible del país, a la vez es una de las peores formas de maltrato infantil que están penadas en la legislación paraguaya.

Por su parte, la ministra del Trabajo, Carla Bacigalupo, destacó la necesidad de atacar  todos juntos este mal endémico. Agregó que desde el día uno, la cartera a su cargo, se suma a la campaña Ñangareko y hoy unen a la iniciativa Mirame.

Es un compromiso de todos 

Respecto al tema, el vicepresidente aseguró que el Gobierno como política de Estado estableció líneas para la protección de niñas, niños y adolescentes con el Plan Nacional de la Niñez, desarrollado con todos los sectores y hoy acompaña el programa con el lanzamiento de Mirame.

“Para que este tipo de programas funcionen, no solamente el Estado tienen que estar comprometidos, sino todos, es decir familia, sociedad, Estado para garantizar su éxito. Les felicito porque los números nos dicen que estamos por el buen camino y debemos seguir en esa línea porque nuestros niños, el país y el futuro se lo merecen», subrayó finalmente.

Este año, un total de 459 denuncias de abusos sexuales en niños, niñas y adolescentes que fueron derivadas a las instancias correspondientes del sistema de protección. El Ministerio Público, por su parte, registró durante los tres primeros meses del año 2022, 662 denuncias de abuso sexual, las cuales siguen su proceso de investigación y juicio.

Compartir: