Respaldo del Ejecutivo a acciones que buscan generar mejores resultados en materia de seguridad

290

Asunción, Agencia IP.- El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio afirmó que el «efecto rebote» de criminalidad que se vive actualmente en Pedro Juan Caballero es producto de la lucha frontal a los grupos criminales, por lo que, ratificó la conformación del comando bipartito con Ponta Porã (Brasil) para reforzar la seguridad en la zona. El presidente Mario Abdo Benítez expresó todo su apoyo para generar mejores resultados en materia de seguridad.

Las declaraciones fueron realizadas durante la reunión del Consejo de Ministros que tuvo lugar este miércoles en Palacio de Gobierno, ocasión en la que el mandatario expresó su preocupación por los hechos de violencia registrados en los últimos días en Pedro Juan Caballero.

En ese contexto, abogó por más resultados en materia de seguridad, que según dijo deben ser parte de una estrategia integral. El Ejecutivo brindó su total respaldo a los organismos de seguridad para devolver la tranquilidad a la capital del departamento de Amambay.

Por su parte, el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, socializó acerca de los alcances del plan “Soberanía”, que consiste en concentrar las fuerzas públicas en varios puntos conflictivos, principalmente la capital del departamento de Amambay, Pedro Juan Caballero que ha experimentado un crecimiento en los niveles de violencia y criminalidad, justamente por su condición de frontera seca con Brasil.

Admitió que debido a su condición de frontera seca con Brasil, esa parte del territorio ha sido aprovechado por los grupos delictivos que se instalaron allí, desde hace varias décadas, recrudeciendo los sicariatos y atentados.

En ese aspecto, aseguró que la lucha frontal impulsada por la actual administración que permitió desarticular los grupos criminales cuyos líderes se dispersaron, provocando una disputa territorial en esa zona del país. Mencionó que ese impacto genera un efecto rebote en diferentes puntos de la República.

Al respecto, comentó a los ministros acerca de la posible conformación de un comando bipartito entre las ciudades fronterizas de Pedro Juan Caballero (Paraguay) y Ponta Porã (Brasil), que por un lado, reforzará la presencia de organismos de seguridad y por el otro, compartirá informaciones de inteligencias que redundarán en mejores resultados.

Según lo detallado por Giuzzio, la idea es reforzar la presencia de la Policía Nacional, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y la Secretaría Nacional Antidrogas, entre otras instituciones. “Apuntamos a esta mayor presencia ante la necesidad de sostener estas acciones en el tiempo”, subrayó.

Para la puesta en marcha de este operativo, se proyecta el desplazamiento de efectivos policiales, para lo cual se trabaja con el Ministerio de Hacienda en un rubro de desarraigo para los uniformados.

Compartir: