Salto del Guairá se proyecta como la nueva joya turística, mediante la mayor inversión urbana vigente en el país

2004

Asunción, IP.- Salto del Guairá sueña con ser la nueva joya turística en la agenda de los paraguayos y brasileños, a partir de diciembre de 2020, cuando esté terminada lo que hoy constituye la mayor inversión de carácter urbano que se encara en el país.

Además de donar 70 hectáreas de terreno, la Itaipu también comprometió recursos adicionales por G. 28.000 millones para que la Municipalidad local tenga el oxígeno financiero para adelantar la culminación de la Costanera, la playa más grande del Paraguay y demás espacios de esparcimiento que contempla el majestuoso proyecto costero.

La nueva infraestructura turística  está ubicada a orillas del embalse de la represa de Itaipu y del Río Piratiy. Las obras están gestionadas y fiscalizadas por la Municipalidad de Salto del Guairá. De la construcción se encarga el “Consorcio Piratiy”, integrado por las empresas Construpar SA y Heisecke SA, ambas con vasta experiencia en obras similares, como ser la Costanera de Encarnación.

Inicialmente, la terminación de la obra estaba prevista para agosto de 2021, con el nuevo impulso de la Itaipu, la misma concluirá en diciembre del 2020, según se informó durante la firma del convenio entre el director general paraguayo José Alberto Alderete, y el intendente Carlos Haitter, con presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, este viernes.

El presidente de la Cámara Paraguaya de la Construcción, José Luis Heisecke, y titular de la empresa que lleva su apellido, adelantó que para cumplir con el nuevo cronograma, aumentarán de 300 a 500 la cantidad de trabajadores destinados a la obra.

De gran magnitud 

El proyecto posee números extraordinarios. Pavimentación de una doble Avenida Costanera de 1.500 metros de longitud, con doble calzada, zonas de estacionamiento lateral de vehículos e iluminación. Además de 1.500 metros de longitud de calles pavimentadas en obras complementarias.

La playa será la más grande del país. Abarcará 30 hectáreas, para lo cual se movilizarán 992.000 metros cúbicos de arena, mediante refulado. Con este volumen de arena se puede construir 551 kilómetros de base para pavimentación tipo empedrado, por tener una idea. Además, será la primera playa con una isla de vegetación natural incorporada, sin quebrantar el ecosistema.

La Municipalidad prevé un sistema de seguridad de bañistas en el río, con 800 metros lineales de espigones de protección de playa. Incluye 11.700 metros cuadrados de estacionamiento en zonas públicas de playa con iluminación y servicios sanitarios

Las piedras utilizadas en la construcción de 115.000 metros cúbicos de pedraplén para base de gaviones y escollerado de avance y 20.600 metros cúbicos de gaviones tipo caja para contención de relleno, equivalen a la construcción de 75 km de pavimentación tipo empedrado

Se prevé la construcción de 1.000 metros lineales de alcantarillas de hormigón armado para desagüe pluvial, 5.100 metros lineales de cordón cuneta de hormigón y 6.800 metros cuadrados de veredas con baldosas de hormigón y cerámicas.

Sobre el Piratiy, se instalará un puente de hormigón armado y pretensado con vereda peatonal doble de 100 metros de longitud con sus señalizaciones e iluminación para la salida de la ciudad.

Esta obra significará un salto de calidad enorme para beneficio de los habitantes de la ciudad y de la región de Canindeyú. Todo esto representa una inversión inicial de 144.000 millones de guaraníes, recursos provenientes de la Itaipu Binacional, en concepto de compensaciones y aportes extraordinarios.

Compartir: