Salud insta a controles preventivos ante aumento de cáncer de colon y recto

214

Asunción, IP.- En el Instituto Nacional del Cáncer (Incan), los nuevos casos de cáncer de colon en el 2011 sumaron 60 y, para el año pasado, la cantidad se duplicó. De 63 nuevos pacientes con cáncer de recto y canal anal, en el 2017 la cifra trepó a 112.

De acuerdo con datos registrados por el Departamento de Estadísticas del Incan, los casos nuevos de cáncer de colon y de recto, año tras año se van incrementando de manera preocupante, informó el Ministerio de Salud.

Respecto al cáncer de recto y canal anal, el reporte destaca que en el 2011 se tenían 63 casos, al siguiente año la cifra subió a 70, en el 2013 a 79 casos, en tanto que en el 2014 hubo una disminución, es decir 72 casos.

Asimismo en el 2015 se registraron 71 casos, no obstante desde el 2016 los afectados por la enfermedad comenzaron a aumentar, pues se dieron 106 nuevos casos, y en el 2017 se elevó a 112.

En lo relacionado a los casos nuevos de cáncer de colon, el informe menciona que en el 2011 hubo 60 casos y en el 2012, 64 diagnósticos. No obstante desde el 2013, se dio un aumento pronunciado con 86 casos y en el 2015, 85.

Asimismo en el 2015, se registraron 16 casos más en relación al año anterior, totalizando 101 enfermos, posteriormente en el 2016 se tuvo 109 casos y el año pasado, es decir el 2017 se cerró el año con 126 casos.

Factor genético, el más predisponente

Gustavo Campos, jefe del departamento de Endoscopia Digestiva del INCAN y Director del Programa de Prevención de Neoplasias Colorrectales (PRENEC), refiere que no se puede hablar de causas determinantes sino de factores predisponentes para desarrollar cáncer de colon. Entre ellos, enfatizó el factor hereditario o genético y la alimentación.

“Tiene que haber siempre un factor genético predisponente, ahí entran los antecedentes familiares. Eso significa un riesgo aumentado de padecer la enfermedad y, por ende, el paciente debe hacerse controles periódicos más de cerca que si no tuviese ese antecedente familiar de cáncer de colon”, explicó.

Por otro lado, señala que, clásicamente, se ha asociado al cáncer de colon a la ingesta de alimentos ricos en proteínas animales, de ahí la recomendación de una alimentación equilibrada, con mayor cantidad de fibras, vegetales, frutas y lácteos, evitando una dieta puramente cárnica, sobre todo, productos chacinados, porque contienen compuestos químicos que favorecen la aparición del cáncer.

“Pero ésta es una verdad a medias. Porque no cierra del todo la aparición de cáncer de colon en pacientes veganos o en pacientes vegetarianos, que también padecen de esta patología. El paciente tiene mayor predisposición ante el consumo de ciertos alimentos, pero no es la única explicación o factor determinante”, agregó.

Otro factor de riesgo sumamente importante es la obesidad, pues numerosos estudios demuestran una clara asociación entre la obesidad y el cáncer de colon.

Prevenir antes que curar

El profesional resaltó que lo más importante que se puede hacer es la prevención, lo que implica consulta periódica con el médico para que éste indique los controles que debe efectuarse la persona, ya sea mediante la detección de sangre oculta en la materia fecal o la colonoscopía.

Con la detección temprana de lesiones pre neoplásicas (antes de que se conviertan en cáncer), como los pólipos, esta enfermedad es prevenible y curable.

Servicios para los pacientes

El Incan cuenta con 110 médicos de distintas especialidades, de lunes a viernes, para consultas, cirugías, radioterapia, quimioterapia, así como laboratorio y distintos equipos de diagnóstico.

Recientemente, el Ministerio de Salud adquirió para este centro especializado una torre de video endoscopía de última tecnología, que se diferencia de otros equipos por contar con magnificación electrónica y óptica, que permite aumentar hasta 140 veces el tamaño de la imagen, además de unos filtros electrónicos, que le otorgan una altísima resolución para el diagnóstico de lesiones precursoras del cáncer.

Por otro lado, el Programa Prenec realiza un test capaz de detectar sangre oculta en la materia fecal denominado “Coloncheck”, sin costo para el paciente, mediante un trabajo conjunto con las Unidades de Salud de la Familia del departamento Central.

Son objeto de este test hombres y mujeres de entre 50 y 75 años de edad, sin síntomas y sin antecedentes familiares de cáncer colorrectal. En esta primera etapa del Programa, se desarrolla en el departamento Central, para conocer la población con riesgo de padecer pólipos colónicos, etapa inicial de los tumores, los cuales serán luego sometidos a una colonoscopia en el Incan para la resección de los mismos y así evitar la aparición del cáncer.

Compartir: