Salud testeará a toda la población penitenciaria de CDE y a contactos, tras confirmarse casos de covid-19

382

Asunción, Agencia IP.- Autoridades del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS) y de la Penitenciaría de Ciudad del Este, informaron la situación que se presenta en el Penal debido a que internos y funcionarios dieron positivo a covid-19.

Hasta el momento se confirmaron 108 casos positivos, de los cuales 39 son internos y  69 son funcionarios penitenciarios, según precisaron las autoridades de Salud en conferencia de prensa realizada en sede de la Gobernación de Alto Paraná.

Al respecto, el viceministro de Atención Integral de la Salud y el Bienestar, Juan Carlos Portillo, indicó que en este momento la situación está bajo control, considerando que se tiene una población bien identificada tanto de internos como del grupo de funcionarios penitenciarios.

“Una vez que tengamos todo el mapa se podrá hacer una definición de la estrategia y se comunicará a la población penitenciara todo lo que se hará”, explicó. Reconoció que este proceso se encuentran en el inicio del estudio del brote epidemiológico que permitirá determinar el nivel de propagación y si se extendió a la comunidad. “Es muy difícil anticipar alguna estrategia hasta no tener la información correspondiente”, agregó.

Se hará el testeo a toda la población penitenciaria de Ciudad del Este. Foto MSPBS

Por su parte, el director general de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, explicó que los casos positivos desarrollaron síntomas leves, y que no hay ningún paciente con cuadro relevante. “Está definida la estrategia de manejo a los internos, ya que previamente se trabajó en un protocolo de manejo de casos de coronavirus y lo positivo es que la penitenciaría no recibía las visitas”, añadió.

Ambas autoridades sanitarias señalaron que se activaron los procedimientos de vigilancia epidemiológica para identificar a los posibles contactos, y en ese sentido se ampliará la cantidad de tomas de muestras de diagnóstico a la totalidad de la población penal. Los testeos incluirán, de manera gradual, tanto a internos como a funcionarios, inclusive a los contactos familiares del personal y abogados.

Además “se trabajará sobre el mapa epidemiológico de cada uno de los casos positivos. La situación planteada tiene cierta similitud a lo que se ha visto ya en albergues, es una población controlada”, refirió Sequera, quien agregó que se aplicarán las medidas de aislamiento.

Las autoridades recalcaron que contarán con el acompañamiento sanitario a los pacientes diagnosticados como positivos. Actualmente, una parte de los funcionarios penitenciarios están en aislamiento en albergues, mientras que los internos se encuentran en pabellones diferenciados.

Compartir: