Salud recomienda no retomar clases presenciales hasta el 1 de setiembre

813

Asunción, IP.– El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, manifestó este viernes que la recomendación desde la cartera sanitaria es evitar la reanudación de las clases presenciales, en todos los niveles educativos, hasta el 1 de setiembre del presente año.

«La recomendación de Salud hoy, con todas la incertidumbres que existen sobre el comportamiento del Covid-19 y sobre cómo se debe dar esa flexibilización, es que al menos al 1 de setiembre no se reanude ninguna de las clases en ninguno de los niveles», dijo hoy el ministro en la conferencia de prensa semanal para actualizar datos sobre la pandemia.

A la fecha el Paraguay tiene reportados 199 casos confirmados de Covid-19, localizados en 12 de los 17 departamentos del país, registrando ocho fallecidos y 30 pacientes recuperados.

Si bien la mayoría de los casos confirmados de coronavirus corresponden a personas de entre 20 y 50 años, y la mayoría de los decesos a adultos mayores de 60 años con enfermedades preexistentes como cuadros cardiovasculares o pulmonares, los niños en edad escolar serán los últimos en abandonar el distanciamiento social establecido por el gobierno, según indicó el ministro Mazzoleni.

Señaló que con otras instituciones del gobierno se analizará la «flexibilización gradual» en algunos sectores económicos, teniendo como criterio su capacidad de trabajar cumpliendo las medidas sanitarias y su impacto en la economía. También se analizará la liberación de algunos sectores específicos en base a un criterio de inmunidad adquirida o su ubicación territorial.

Mientras tanto, las estrategias de Salud Pública siguen apuntando al fortalecimiento de hospitales, la provisión de insumos médicos y de protección para los trabajadores de la salud, así como el aumento de la capacidad de testeos en toda la población.

«En las ultimas semanas se aumentó el numero de test, hoy tenemos 7 veces mas que al principio, tenemos cinco laboratorios privados certificados además de la colaboración de otras instituciones públicas, y hemos capacitado a más gente para la toma de muestras», dijo el ministro señalando que, además del distanciamiento social, el aumento de la cantidad de pruebas que se realiza a la población es una de las estrategias en el combate al Covid-19.

Otra de las estrategias ya puesta en marcha es el aislamiento de pacientes diagnosticados con el virus que no tengan condiciones de realizar su recuperación con las medidas adecuadas de distanciamiento social o que hayan incumplido esas medidas, indicó el ministro.

En cuanto al fortalecimiento del sistema de salud y la provisión de equipos de protección al personal, el ministro indicó que se está alcanzando un 30% del objetivo en cuanto a cantidad de camas de terapia intensiva y convencionales para hacer frente al pico de la pandemia.

«Están muy avanzados los hospitales de contingencia, los hospitales del área metropolitana también instalaron carpas y containers acondicionados, con lo que están aumentando enormemente su capacidad potencial de recibir pacientes», destacó.

El objetivo del gobierno es contar con 300 camas más de terapia intensiva y 1200 camas convencionales para hacer frente al aumento de casos. «Estamos cerca de 100 camas adicionales de terapia y 300 camas nuevas convencionales, y a lo largo del país tenemos 900 camas con posibilidad de proveer oxígeno, dispuestas y dirigidas a la contingencia Covid», detalló.

En cuanto a la provisión de insumos médicos y equipos de protección para profesionales de la salud, el ministro informó que actualmente existen 25 llamados para la compra de insumos y equipos, con más de 30 empresas involucradas en los procesos de competición que se encuentran en distintas etapas de avance.

Estos procesos de compra, que totalizan un monto aproximado de 150 millones de dólares, se realiza ya gracias a los recursos garantizados por la ley de emergencia aprobado por el Congreso Nacional, que brindaron al Ministerio de Salud la capacidad de ser «un mejor pagador» y atraer a los proveedores.

«Antes de tener la herramienta la estrategia fue respaldarnos en los operantes para que ellos pudieran hacer las compras por nosotros», reconoció el ministro quien destacó también la contribución de otras instituciones del Estado que mediante un decreto del Ejecutivo fueron instadas a proveer a Salud de los equipos necesarios debido a la «urgencia impostergable» que se tenía al inicio de la pandemia.

Finalmente el ministro esperó que el sistema de salud espera un aumento de casos de Covid-19 en el país y que la intención es que eso ocurra de una forma lenta para que la mayoría no requiera ir a los hospitales y el sistema pueda absorber esos casos. «Una infección controlada de la gente es de alguna algo deseable, de modo a generar una inmunidad de todos», concluyó.

Compartir: