Salud urge eliminar criaderos ante aumento de casos de dengue y chikungunya

640

Asunción, Agencia IP.- Teniendo en cuenta el aumento de casos positivos de dengue y Chikungunya en el país, el Ministerio de Salud insta a la población «a no bajar la guardia y continuar con la limpieza en el entorno domiciliario, laboral y recreativo para la eliminación de criaderos de mosquitos».

«Asumamos el compromiso y adoptemos el hábito para la prevención de estos casos», señala una comunicación generada desde el ministerio rector de políticas sanitarias.

El dengue es una enfermedad producida por un virus que es transmitido de una persona a otra a través de la picadura del Aedes aegypti.

Este mosquito se encuentra preferentemente en ambientes urbanos y la hembra es la que se alimenta de sangre humana para madurar sus huevos, los cuales deposita en las paredes de recipientes con agua estancada, conocidos como “criaderos”.

Estos huevos se rompen en contacto con el agua, dando lugar a las larvas, que se transforman en pupas para finalmente dar lugar al mosquito adulto. Este proceso se desarrolla durante siete días, aproximadamente. El mosquito adulto vive en promedio treinta días.

Una mínima cantidad de agua es suficiente para que el Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue y otras arbovirosis, pueda depositar sus huevos y, de esta manera, multiplicarse. Por ello es fundamental el control y la eliminación periódica de potenciales criaderos, en especial después de cada lluvia.

Es muy importante desechar todo objeto en desuso que acumule agua. Aquellos objetos inservibles que no puedan desecharse como aparatos domésticos, neumáticos u otros, deben colocarse bajo techo o cubrirse de forma a evitar que puedan acumular agua. Tambores o recipientes con agua que serán utilizados, deben mantenerse herméticamente tapados.

Se aconseja a la ciudadanía utilizar el repelente y mosquitero para protegerse contra la picadura del mosquito Aedes, causante de la transmisión del dengue, zika y Chikungunya.

Para garantizar la protección, el repelente debe contener 20% de DEET y no sobrepasar el 30% de esta concentración. Su aplicación debe realizarse en promedio, cada 3 a 6 horas, de acuerdo con la transpiración de la persona.

Para el interior de los domicilios, se recomienda el uso de mosquiteros y telas metálicas en puertas y ventanas. En el caso de los espirales y tabletas, éstos deben utilizarse igualmente con moderación.

Compartir: