Secretario de Estado de EE UU llegó a Afganistán con el objetivo de acelerar la paz

188

Washington.-Tras el anuncio del presidente Joe Biden de «poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos», Antony Bliken arribó al país asiático para reunirse con el mandatario Ashraf Ghani para retirar los 2.500 soldanos norteamericanos que quedan.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, llegó este jueves a Afganistán en una visita sorpresa, para presentar el plan del Gobierno de Joe Biden para retirar todas las tropas estadounidenses antes del 11 de septiembre, cuando se cumpla el 20º aniversario de los atentados de 2001.

Blinken tiene previsto reunirse con el presidente afgano, Ashraf Ghani, y con altos cargos estadounidenses, para debatir el anuncio del miércoles del presidente Biden para «poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos», que comenzó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La salida estadounidense se producirá varios meses después de la fecha límite del 1 de mayo fijada por el acuerdo del expresidente Donald Trump con los talibanes de febrero de 2020. Mientras tanto las negociaciones entre Kabul y los insurgentes siguen estancadas y no hay indicios de que la violencia disminuirá. Muchos analistas creen que la retirada podría sumir al país en una nueva guerra civil o permitir la vuelta al poder de los talibanes, derrocados a finales de 2001.

Este jueves, el movimiento radical talibán calificó de una violación del acuerdo de Doha la decisión de Washington de posponer la retirada de tropas de Afganistán hasta el 11 de septiembre. «Esta decisión es una clara violación del acuerdo de Doha y un incumplimiento de sus compromisos», dice el comunicado de los talibanes.

El acuerdo, firmado el 29 de febrero del 2020 en la capital qatarí, comprometía a la no agresión a las tropas estadounidenses y sus aliados en bases áreas controladas por los insurgentes y al retiro de tropas en mayo de este año.

La nota añade que la violación de dicho acuerdo por parte de Washington «abre el camino para que los muyahidines del Emirato Islámico tomen todas las contramedidas necesarias, por lo tanto, la parte estadounidense será responsable de todas las consecuencias futuras».

La retirada de los 2.500 soldados estadounidenses que quedan en el país comenzará el 1 de mayo, junto con la de los soldados de la OTAN. La misión Resolute Support (Apoyo Decidido) de la Alianza Atlántica cuenta con un total de 9.600 efectivos de 36 países.Télam.

Compartir: