Tape Porã habilitó oficialmente la duplicación de la ruta 7

154

Asunción, IP.- Fue habilitado de manera oficial el tramo duplicado de la ruta 7 a cargo de Tape Porã, y que se extiende desde el km 183, en Caaguazú; hasta el km 323, en Minga Guazú.

Si bien se preveían 36 meses para la ejecución del proyecto, las labores culminaron antes, según destacó el licenciado Ricardo Ruíz Díaz, gerente administrativo de la concesionaria. Esta obra, con una inversión superior a USD 130 millones, asegura mayor confort, seguridad y agilidad en el tránsito.

El trabajo fue ejecutado por la Concesionaria Vial Tape Porã S.A., integrada por las empresas constructoras paraguayas Conempa S.A., Tecnoedil S.A., Ocho A S.A., Constructora Acaray S.A. y Emprendimientos y Concesiones S.A. En la obra, que arrancó en septiembre de 2016, se involucraron de manera directa unas 1.800 personas, muchas de ellas vecinas de las zonas de obra, y se utilizaron aproximadamente 600 máquinas.

En total, constituyen 113,7 kilómetros de longitud donde se realizaron movimientos de suelo, demolición y remoción de alcantarillas y muros de piedras, sub base y base granular de piedra triturada, pavimento asfáltico, pavimento hidráulico, empedrado y enripiado, obras de arte y drenaje, entre otros trabajos.

La empresa puso especial empeño en un tránsito seguro y confortable a lo largo del tramo de la ruta 7, por lo que se instalaron cinco pasarelas peatonales inclusivas en varios puntos del trayecto, además de carteles, señalizaciones reglamentarias, varios pasos de cebra y reductores de velocidad en las zonas urbanas y rurales donde se encuentran instituciones educativas, principalmente.

La pintura termoplástica que tiene la ruta y que sirve para evitar el despiste del conductor y hacer más visibles las líneas demarcadoras en períodos de lluvia, tiene una incidencia importante en la disminución de accidentes. También se colocaron tachas reflectivas a lo largo de todo el trayecto de la carretera.

De la misma manera, se construyeron dos puentes en la calzada duplicada; en el km 193,15 (arroyo Guyraûngua), y en el km 203,00 (arroyo Pastoreo). Además, la reconstrucción del puente en el km 203,10 (arroyo Pastoreo) de la calzada existente.

El consorcio implementó también medidas para protección ambiental, como la siembra de más de 25.000 plantas y arbustos para cobertura de terreno y de taludes con pastos en pan, a fin de evitar la erosión del suelo.

Las obras de duplicación del tramo de la ruta 7 fueron financiadas por ocho entidades bancarias de plaza: Banco Regional, GNB, Itaú, Banco Familiar, Bancop, Amambay, Financiera Solar y Sudameris.

Compartir: