Tekoporâ dignifica a las familias y fortalece el ejercicio de los derechos, constata auditoría social

326

Asunción, IP.- Habiendo visitado a 8.000 familias del programa de transferencia condicionada Tekopora, la auditoría social “Ñañomoiru” ha constatado el impacto de este programa en la dignificación de los destinatarios, quienes adquieren un sentido de ejercicio de sus derechos, según explicaron los investigadores.

La auditoría social es un proyecto de seguimiento que busca dar una participación más activa a los destinatarios del programa, explicaron Fernando Ibarra, coordinador de la auditoría y Leticia Alcaraz, investigadora, en el programa «Tribuna» de Paraguay TV.

Entre los primeros resultados de la auditoría, mencionaron la asunción del concepto de ciudadano y de derecho a salud y educación por parte de las familias beneficiadas.

Según Alcaraz, el ejercicio permanente de los derechos que hacen a la corresponsabilidad del programa produce un «cambio en la mentalidad de los beneficiarios», que en un principio acudían a los servicios médicos por una suerte de obligación.

«Antes llevaban a sus hijos a la vacunación para recibir las transferencias, hoy se dan cuenta que es un derecho, entonces cuando se da eso, comienzan a reclamar mejores servicios” explica la investigadora.

Por su parte, el coordinador de la auditoría comentó que con Tekoporâ, se ha logrado reducir del 60 al 25% la proporción de mujeres que dan a luz con parteras empíricas. Aseguró que fue gracias al programa que las mujeres han comprendido la importancia de tener a sus hijos en un centro hospitalario.

Igualmente destacó que con el trabajo de auditoria social, liderado por el CIRD y la plataforma Paraguay Debate, se ha generado un espacio de coordinación entre los destinatarios del programa y las instituciones públicas prestadoras de servicios.

Explicó que en muchos casos los proveedores no conocían la problemática, o había falta de articulación entre funcionarios médicos o docentes. «Gracias a estos informes, se ha logrado solucionar los inconvenientes, como la entrega del PAP, que antes tardaba un año y hoy se entrega en 15 días», explicó.

Sin embargo, existen otros problemas que no pueden ser resueltos localmente, solo a nivel central, como la contratación de más médicos o maestros, mencionó. Para atender estos temas se ha conformado una mesa de dialogo interinstitucional, añadió.

«Se han creado mesas en distintos puntos con las madres líderes que son elegidas por sus comunidades para representarlas ante la mesa de dialogo con los proveedores y se han corregido procesos. Nos ha sorprendido el nivel de solución que han tenido” manifestó Alcaraz.

Actualmente, la auditoría social ha llegado a 8.000 familias de las aproximadamente 160.000 que abarca Tekoporâ. Esta liderada por el CIRD en alianza con Paraguay Debate y en convenio con el Ministerio de Desarrollo Social. Se ha trabajado en los distritos de Yruvucuá y General Aquino, General Morínigo, Santa Rosa y Curuguaty.

Compartir: