Tramo Ñumí – San Juan Nepomuceno beneficiará a 70.000 habitantes de Guairá y Caazapá

526

Asunción, Agencia IP.- El tramo Ñumí – San Juan Nepomuceno que tiene 36 kilómetros de carpeta asfáltica está prácticamente concluido y beneficiará a unos 70.000 habitantes de los departamentos de Guairá y Caazapá, entre ellos cientos de productores agrícolas y ganaderos.

El tramo inicia en la intersección con la Ruta Nacional PY08 a Ñumí y atraviesa los municipios de Gral. Eugenio Garay y José Fassardi, en Guairá, Gral. Higinio Morínigo y San Juan Nepomuceno, en Caazapá.

Actualmente la obra presenta un avance global de 93,58 por ciento, siendo lo más destacado el ítem de carpeta asfáltica modificada con polímero con 36,78 kilómetros, informó el  Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Dicho material proviene del campamento ubicado en la localidad de José Fassardi. Allí se cuenta con la planta asfáltica Ammann Prime 140 y para su puesta en pista se emplea la vibroacabadora con sensores de nivelación incorporados, de manera a lograr una terminación correcta a lo largo de la calzada, seguido de los equipos de compactación.

Unos 30 colaboradores, incluyendo operadores, apuntador, laboratoristas, banderilleros, topógrafos, capataz e ingenieros, forman parte del equipo para la ejecución del ítem.

Paralelamente también se llevan a cabo diversos trabajos en el tramo principal, como la culminación de los puentes ensanchados sobre el arroyo Pirapó Guazú y arroyo Capiibary, mientras que el puente nuevo de 60 m sobre el arroyo Pirapomí, ubicado en la circunvalación de Gral. Garay, alcanzó 97,75% de avance.

En las circunvalaciones de Gral. Garay y Gral. Morínigo se desarrollan trabajos correspondientes al ítem de paquete estructural específicamente base granular estabilizada e imprimación asfáltica.

A estas labores también se suman las denominadas obras de arte que corresponde a la realización de drenaje de plataforma como el revestimiento vegetal en taludes, cordón común de hormigón, cordón cuneta de hormigón, bajadas de agua para terraplén, construcción de algunas alcantarillas, barandas de defensa metálica y dársenas para parada de buses.

El proyecto es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y su ejecución, mediante la Unidad Ejecutora de Proyectos dependiente de la Dirección de Vialidad (UEP DV).

Con una inversión de G. 201.818.233.953, la contratista Tocsa SA, adjudicada con un Contrato para Rehabilitación y Mantenimiento por Niveles de Servicio (Crema), es la responsable de su construcción.

Compartir: