Un total de 170 embarcaciones sacaron 238.800 toneladas de mercaderías por el río Paraná

679

Asunción, IP. – El vertido de aguas de la Hidroeléctrica de Itaipu, ayudó a aumentar el caudal del Paraná para que las barcazas pudieran volver navegar y así llevar los productos nacionales a los puertos de destino. Eso dio dinamismo a la economía nacional, dado que 170 embarcaciones pudieron sacar 238.800 toneladas de mercaderías durante los 12 días que duró la operación.

La Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), detalla que con la apertura de compuertas de la Itaipu que inició el 18 de mayo y que finalizó el pasado sábado 30, se pudieron movilizar 170 embarcaciones que lograron sacar 238.800 toneladas de mercaderías durante los 12 días que duró la operación, informó la Binacional.

Vale recordar que el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) había solicitado la apertura de compuestas de Itaipu, con el fin de establecer las condiciones adecuadas para la navegación de la hidrovía Paraguay – Paraná. La Capeco remarcó que la colaboración de la Binacional y el apoyo de Yacyretá y de la Comisión Mixta Paraguayo-Argentina del río Paraná (Comip); ayudaron a salvaguardar las exportaciones de alimentos y dotar con ello de un dinamismo a toda la cadena de valor agrícola, la más importante de la economía nacional.

El gremio reconoció el esfuerzo realizado en este periodo, permitió darle un fuerte dinamismo a la economía nacional, y ello involucró un intersectorial de instituciones públicas y privadas, bajo la coordinación general del viceministro de Relaciones Económicas e Integración, Didier Olmedo.

La exportación de las mercaderías permitió generar un impacto positivo en toda la cadena de valor de la agricultura, como la actividad en el campo, los silos, transportes, puertos, navieras, entre otros actores más; precisó la Capeco. Hugo Pastore, vicepresidente de la nucleación, apuntó que, del total de mercaderías exportadas, aproximadamente 200.000 toneladas corresponden a soja.

El dirigente explicó que, en las próximas semanas, el caudal del río Paraná puede volver a sufrir un importante decrecimiento, por lo que considera oportuno que el Gobierno Nacional lidere un plan para replicar estas acciones en el futuro, con el fin de seguir exportando los productos que, en muchos casos, aún están almacenados en los centros de acopio, silos o en los mismos puertos.

Para ayudar a afrontar la difícil situación hidrológica, el Consejo de Administración de Itaipu autorizó la flexibilización de la cota a 217 metros sobre el nivel del mar (msnm), de manera a obtener niveles de agua del río suficientes que permitan a nuestro país ejercer su derecho de navegación fluvial. La solicitud había sido realizada por la Cancillería.

La Entidad acompañará las decisiones que adopte el Poder Ejecutivo, con el objetivo de dinamizar la economía y ayudar a que todos los sectores puedan salir adelante en estos momentos de dificultades financieras, causadas por la pandemia del covid-19.

Compartir: