Un viceministro israelí tildó de «subhumanos» a colonos judíos de Cisjordania

249

Tel Aviv.- El viceministro de Economía de Israel, Yair Golan, provocó ayer un escándalo de imprevisibles consecuencias al tildar de «subhumanos» a colonos judíos que residen en un asentamiento en el norte de Cisjordania, lo que le valió una oleada de repudio y pronunciamientos para que renuncie.

Golan formuló declaraciones sobre el asentamiento de Homesh, evacuado en 2005 y parcialmente reocupado, escenario de un repunte de las tensiones a causa de varios ataques perpetrados por colonos contra palestinos residentes en la cercana ciudad de Burqa tras el asesinato de un israelí.

Los incidentes aumentaron después del asesinato en diciembre de Yehudah Dimentman, un estudiante de una escuela religiosa judía a la que el Ejército permitió operar ilegalmente en Homesh, luego de meses de tensiones por los ataques de colonos en la zona.

Golan cuestionó al Canal Parlamentario que personas se encuentren «asentadas en una zona que fue evacuada legalmente», las calificó de «subhumanos» y resaltó que «no debería haber nadie allí».

Los asentamientos son ilegales según el derecho internacional, pero Israel diferencia entre aquellos a los que dio permisos y a los que no.

En ese contexto, el funcionario insistió en que se trata de «personas despreciables que no deberían tener ningún apoyo y tendría que ser retirados por la fuerza de allí», recogió el diario local The Times of Israel y reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

En respuesta, el primer ministro, Naftali Bennett, se opuso a la opinión de Golan al sostener que sus consideraciones son» sorprendentes» y «generalizadoras», a la vez que alertó que «rozan el libelo de sangre».

Las expresiones de Golan recibieron críticas desde todo el espectro político de la coalición de Gobierno, así como desde la oposición, encabezada por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, quien dijo en redes sociales que los colonos en Judea y Samaria, nombre que Israel da a Cisjordania, «no son subhumanos sino pioneros sionistas que se asientan en la tierra de los ancestros».

«Tras estas afirmaciones vergonzosas, sacadas directamente de la terminología nazi contra el pueblo judío, Bennett debe cesar hoy a Yair Golan», reclamó.

El ministro de Defensa, Benjamin Gantz, otro de los pesos pesados de la coalición, condenó «firmemente» los dichos de Golan al considerar que «si bien todo el mundo debe cumplir la ley, estas personas (los colonos) son personas valoradas que aman al país y al Estado no menos que cualquier otro».Télam

Compartir: