Uruguay avanza negociación para instalar tercera planta de celulosa en medio de protestas

118

Montevideo.-El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, selló acuerdos con directivos de organismos internacionales de crédito para financiar obras «excluyentes» para que la empresa finlandesa UPM instale una nueva planta de celulosa en este país sudamericano.

Vázquez, quien debió cambiar la locación para la reunión debido a las manifestaciones organizadas en las inmediaciones del edificio de la Presidencia (Torre Ejecutiva), comentó a la prensa desde la Residencia de Suárez y Reyes (casa de Gobierno para actos protocolares) que se firmó un acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina, consigna El País.

La firma del acuerdo apunta a la realización de obras para la línea de ferrocarril que unirá la ciudad de Paso de los Toros (centro) con Montevideo, una condición excluyente de UPM para instalar su segunda planta de celulosa y la tercera del país.

«Con esta reunión cerramos los aspectos financieros vinculados a esta construcción, esta tan importante estructura ferroviaria para toda la población del país y creemos que con ello logramos dar un paso muy importante en varios aspectos», dijo el mandatario en conferencia de prensa.

El presidente de UPM, Jussi Pessonen, participó de la reunión y según palabras del jefe de Estado uruguayo demostró estar «satisfecho» por el trabajo realizado por el Gobierno, informa el periódico.

Sin embargo, la empresa finlandesa no ha confirmado que vaya a establecer su planta en territorio uruguayo.

En las inmediaciones de la Torre Ejecutiva, ubicada en el corazón del centro de Montevideo, se presentaron manifestantes en contra de la instalación de la planta.

Por un lado, un grupo de ambientalistas y militantes del Partido Verde Animalista alertaban sobre el peligro ambiental de la instalación de la fábrica.

Por otra parte, trabajadores del Ministerio de Transporte y Obras Públicas también se manifestaban en contra de una cláusula de «prevención de conflictos» que exige la empresa, informa el diario El Observador.

La administración de Vázquez firmó en 2017 un precontrato con UPM con miras a la instalación de la tercera planta de celulosa de papel.

Se trata de un proyecto para producir entre 1,9 millones y 2,4 millones de toneladas de celulosa a partir de madera en una central instalada en régimen de zona franca.

La inversión es vista como un necesario impulso para la economía de este país sudamericano, cuyo crecimiento se mantiene desde hace 15 años, pero ha enlentecido.

La posible instalación de este megaproyecto se ha colado en la campaña de cara a las elecciones del 27 de octubre, donde Uruguay elegirá presidente y los miembros de su Parlamento bicameral.Sputnik.

Compartir: