Vacunación y certeza en los tratamientos de covid-19 permiten que nuevas variantes sean menos graves

628

Asunción, Agencia IP.- El director general de Vigilancia Sanitaria, Guillermo Sequera, indicó que la vacunación contra el covid-19 así como mayores certezas en el tratamiento de la enfermedad respiratoria permite que las nuevas variantes sean menos graves.

Señaló que se espera que el covid-19 termine convirtiéndose en una enfermedad estacional, propia del invierno, y que se limite a picos de casos durante esta temporada. Esto implicaría una vacunación anual como ocurren con la influenza.

Algunos epidemiólogos sugieren que el 2022 podría ser el último año de la declaración de pandemia por covid-19. “La gravedad y el daño de la enfermedad dependen de nosotros mucho más que antes, porque tenemos vacunas”, indicó el director general en entrevista con Paraguay TV.

Indicó que la enfermedad es contagiosa, y la variante ómicron lo es aún más, por lo que se espera una mayor cifra de casos, pero con la vacunación se cuenta con evidencia de que la enfermedad ocurre de forma leve.

“Es categórico que si uno está vacunado, reduce las formas graves de la enfermedad”, afirmó. La vacunación no impide la capacidad de contagiar la enfermedad, sí de desarrollar neumonías que pueden derivar en complicaciones, recordó.

En el caso de la población vacunada, las complicaciones que ocasionan fallecimientos se observa entre la población anciana y con factores de riesgo como obesidad, problemas cardíacos y otros. En el caso de la población no vacunada, los fallecimientos ocurren en promedio en la población entre 40 a 50 años, lamentó.

Acerca de la campaña de vacunación, señaló que la menor cobertura se da en departamentos y regiones donde existen dificultades para el acceso a la vacunación, por lo que se apuesta a un trabajo comunitario, mediante brigadas y en diálogo con las comunidades.

A su criterio, la gran mayoría de la población no vacunada no lo hizo por dificultades de acceso, antes que por oponerse a la vacunación.

El Dr. Sequera solicitó un permiso especial en septiembre del año pasado para culminar sus estudios de doctorado en España. En su reemplazo fue nombrada la Dra. Sandra Irala como directora de Vigilancia. Sequera destacó el trabajo llevado a cabo por la Dirección de Vigilancia e informó que se espera su reincorporación durante el mes de marzo.

Compartir: