Viceministro insiste en necesidad de cumplir con medidas sanitarias para evitar contagios masivos de covid-19

294

Asunción, Agencia IP.- El viceministro de Rectoría y Vigilancia de la Salud, Julio Rolón, aseguró que si bien estamos en el momento crítico de la pandemia del nuevo coronavirus, debido a la duplicación de los casos, todavía está dentro de un rango aceptable; alegando que no se puede permitir que la proyección siga avanzando.

Refirió que al evaluar la proyección a futuro e introducir los números actuales en un simulador, se puede ver que a partir de septiembre u octubre, se podría llegar a 270 fallecidos; pero eso se puede evitar; ajustando ciertas medidas preventivas, lo que no significa ir a fase cero, aunque sí que cada persona tome conciencia y asuma su responsabilidad.

“Seguimos avanzando, obviamente la fase tres se amplió por dos semanas más, y es un tiempo para seguir evaluando, ya que en esta etapa hay mucho movimiento. Creemos que por el momento no existen todavía indicadores que alerten de ciertas posibilidades de ir a fase cero, o que tal vez sean los fines de semana y además se evalúan otras alternativas, pero por el momento seguimos avanzando”, sostuvo.

En entrevista con Radio Nacional del Paraguay insistió en que es fundamental cumplir con las medidas sanitarias para disminuir los riesgos de contagios como el distanciamiento físico, el uso de mascarillas, el lavado de las manos, así como evitar tocarse la cara, los ojos y la nariz.

“No podemos evitar que la gente se contagie, pero el contagio masivo no debe producirse en un rango de tiempo reducido. Evidentemente a mayor rango de tiempo hay más capacidad de respuesta de todos los sistemas y subsistemas de salud”, expresó.

Mencionó que no tiene que instalarse la idea de que “el tener un sistema sanitario fuerte y potente no significa que se deban liberar todas las actividades. No se debe entrar en esa lógica pero lastimosamente algunos quieren asociar la cuarentena única y exclusivamente a los insumos y a la condiciones del sistema sanitario del país, que si bien son de suma importancia, no es solamente para eso que se hace la cuarentena”, enfatizó.

Explicó que siempre que se detecta un caso de covid-19 y termina en fallecimiento, se hace el árbol de contacto para identificar a todas las personas que estuvieron con ese paciente, y determinar quienes están en riesgo o no.

Fue al referirse al fallecimiento por covid-19 del Intendente de Azotey, de 41 años y que tenía una enfermedad de base.

Expresó que el mismo procedimiento se realiza en todo el país cuando se detecta un caso positivo y posterior fallecimiento, para evitar que se produzcan brotes y el virus se disperse en la comunidad.

Adelantó que la Dirección General de Vigilancia de la Salud está realizando el protocolo sanitario correspondiente con el testeo de las personas de la zona de Azotey y una vez que se tenga la información se analizará y a partir de allí se tomarán algunas medidas si fueran necesarias y se comunicará en tiempo oportuno.

Compartir: