ANDE lleva adelante inversiones para garantizar rápida restauración del servicio y minimizar impactos

413

Asunción, Paraguay, Agencia IP.- La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) lleva adelante proyectos dirigidos a Asunción y el departamento Central, donde reside la mayor cantidad de usuarios, para fortalecer las líneas de distribución y minimizar los impactos de tormentas, como la ocurrida el sábado pasado.

Una de estos proyectos es el cambio de conductores “desnudos” por protegidas. Esto significa una mayor protección para las líneas de distribución y una rápida reposición, informó el gerente de Distribución, Guido Chávez.

Un 30% de las redes en Asunción ya cuentan con las líneas protegidas y estas zonas sufrieron cortes de energía por aproximadamente media hora el sábado por la noche, afirmó Chávez. El proyecto total requiere el cambio de 500.000 km de conductores, a través de una inversión de US$ 120 millones que la ANDE está ejecutando.

Se espera que en cuatro años más del 90% de las redes cuenten con esta tecnología de protección, que se aplica en Asunción y el departamento Central, donde habitan un 60% de los usuarios de la empresa estatal.

Detección automática de fallas

El segundo proyecto consiste en la instalación de equipos en las líneas de transmisión, que permitirán detectar fallas automáticas. Por un lado, despejarán la zona donde se detecta un cortocircuito o falla, y por el otro, darán aviso de qué sector es el afectado.

Estos “reconectadores telecomandados” representan una importante inversión de US$ 20 millones para los 1.400 que serán instalados en una primera etapa, informó el gerente.

Además de detectar fallas y dar aviso, los mismos permitirán la lectura de medidores a distancia, resolviendo también inconvenientes por la estimación del consumo de energía eléctrica para la facturación.

Al ser consultado sobre la posibilidad de desarrollar conexiones subterráneas, Chávez señaló que estos tipos de proyectos tienen un costo mucho mayor que lo que se está llevando a cabo, con el cambio de conductores desnudos a protegidos.

La instalación de alimentadores subterráneos requiere de una gran inversión y obras complementarias, como el desague pluvial, y así evitar lo que ocurre en el microcentro capitalino, donde periódicamente, luego de cada lluvia, la ANDE debe realizar tareas de desagote para poder reponer el servicio en donde existen alimentadores subterráneos.

Compartir: