Sistema eléctrico se fortalece y el país avanza en disponer del 100% de la energía de binacionales

591

Asunción, Agencia IP.- En el último año se ha dado un paso histórico para el país en materia de soberanía energética, al conectar una nueva línea de 500 kV desde la hidroeléctrica de Yacyretá al sistema eléctrico nacional, mientras que se avanzan con las obras de dos líneas de distribución desde Itaipu.

Estas obras forman parte del plan energético del Gobierno, como señaló el presidente Mario Abdo en su informe de gestión por su segundo año de mandato, a inicios de este mes.

La conexión de la línea de 500 kV de Yacyretá permite al Paraguay acceder al 50% de la energía producida en la represa compartida con Argentina, es decir, a la totalidad que le corresponde por tratado.

El 27 de diciembre finalizaron los trabajos y se dio la histórica conexión de la línea transmisora que va desde la represa, en Ayolas, hasta la ciudad de Villa Hayes, en el Bajo Chaco, donde la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) cuenta con una subestación para su distribución a todo el sistema eléctrico nacional.

Estos trabajos requirieron una inversión de US$ 10 millones, y tras este paso, la Entidad Binacional Yacyreta (EBY) avanza ahora en el proyecto de maquinización del brazo Aña Cuá, sobre el Río Paraná. La obra permitirá generar un 10% más de energía eléctrica, que se traduce en un ingreso adicional de US$ 80 millones para la binacional.

A inicios de marzo de este año fueron firmados los contratos de construcción de la represa (obras civiles) y la instalación de tres turbinas (maquinización); ambos proyectos terminaron con un precio menor de US$ 200 millones a lo estimado en los primeros planes ejecutivos.

La construcción del muro de la represa ya cuenta con su contrato firmado y se estima que junto con las obras de maquinización generarán cerca de 2.400 puestos de trabajo, de forma directa e indirecta, beneficiando principalmente a los departamentos del sur del país.

“La manera de defender lo que es nuestro es mediante estas importantes obras. La barra de conexión de 500 kV permitirá el desarrollo de nuestras industrias, el avance hacia una sociedad económica moderna, diversificada con una nueva matriz productiva que nos permitirá la utilización de nuestra energía”, había señalado el presidente Mario Abdo en el acto de conexión de fines del año pasado.

Interconexión con Itaipu

Con la hidroeléctrica de Itaipu se tiene un plan idéntico de disponer del 100 por ciento de la energía producida que le corresponde al Paraguay de la represa compartida con Brasil.

Para esto, la ANDE tiene el proyecto de construir dos líneas de transmisión de 500 kV que saldrán desde Itaipu hacia estaciones de la empresa estatal, y de ahí a todo el sistema eléctrico nacional. Este proyecto se espera termine para el 2022 y es financiado con un crédito del CAF por US$ 170 millones aprobado por el Congreso a mediados del año pasado.

El 30 de junio pasado la ANDE adjudicó la primera de las líneas distribuidoras más una subestación en Colonia Yguazú, departamento de Alto Paraná.

En tanto que la segunda línea de 500 kV irá hasta Valenzuela, departamento de Cordillera, que será un punto clave dentro de la estrategia, ya que ahí se cruzarán las líneas que vienen de Yacyretá e Itaipu y la ANDE tendrá capacidad de sincronizar la distribución de la energía eléctrica de las binacionales.

Compartir: