Vacuna contra covid-19 desarrollada en Australia sería beneficiosa para la realidad paraguaya

1445

Asunción, Paraguay, Agencia IP.- La vacuna contra la covid-19 desarrollada en  Australia sería beneficiosa para la realidad paraguaya, ya que facilitaría el traslado en lugares distantes del territorio nacional, sostuvo el doctor Alberto Amarilla, biólogo paraguayo que trabaja en la Universidad australiana de Queensland.

Actualmente la vacuna está empezando las fases clínica II y III, y mostró una buena efectividad y seguridad en su fase I, cuya prueba se inició en julio y concluyó hace tres semanas de manera satisfactoria.

Es una metodología súper innovadora, inventada en el laboratorio de la mencionada universidad, que produjo una vacuna contra el Sars-Cov-2 que causa la covid-19, fue probada en humanos en la fase I que mostró resultados sorprendentes, remarcó el profesional en diálogo con Radio Nacional del Paraguay.

Una vez que se elabore el informe técnico se presentará ante las agencias reguladoras que son las que verificarán la vacuna, y de ser aprobada se podrá comercializar a partir del segundo semestre del próximo año. Para agosto del 2021 se inmunizarían a las personas, adelantó.

“Nosotros estamos con mucha esperanza de que la vacuna sea aprobada por los organismos reguladores”, resaltó.

Mencionó entre los beneficios, que esta vacuna es termoestable, lo que evitaría problemas de conservación a temperaturas negativas, y Paraguay no tendría esa dificultad.

“Desde mi punto de vista sería muy interesante que el Paraguay tenga acceso a esta vacuna en el futuro porque uno de los beneficios es como la vacuna es termoestable. Estos problemas de conservar las vacunas a temperaturas negativas, no tendría esa dificultad”, enfatizó.

Aseguró que la vacuna será beneficiosa principalmente para aquellos lugares distantes de nuestro país donde deben ser trasportadas en aquellos distritos de baja accesibilidad.

Desarrollo de la vacuna

Debido al excelente relacionamiento político y comercial entre China y Australia, a mediados de enero del 2020, obtuvieron del gobierno chino la información sobre la secuencia de acido nucleico del gen de virus.

Desde ese entonces se conformaron los equipos de trabajo para organizar la construcción de la vacuna, relató.

Primeramente se realizaron las pruebas en células y en ratones y luego la organización de la fase clínica en humanos.

En febrero empezaron todos los ensayos preclínicos para verificar si la vacuna construida tiene la capacidad de inducir anticuerpos neutralizantes o algún efecto tóxico.

Ese análisis terminó en junio y en julio se inició la fase clínica I que concluyó hace tres semanas, añadió.

“En menos de seis meses se llegó a la fase clínica I pero tenemos un equipo bien especializado en diferentes áreas y multicultural, eso contribuyó mucho para realizar con una muy buena velocidad y eficiencia”, señaló.

El doctor Alberto Amarilla es el virologo paraguayo que trabaja en la Universidad de Queensland de Australia.

Profesional paraguayo en el mundo

El doctor Alberto Anastacio Amarilla es virólogo paraguayo, oriundo de Cerrito, Benjamín Aceval, departamento de Presidente Hayes (Chaco), que integra el equipo de desarrolladores de una de las vacunas contra el coronavirus, en este caso de la Universidad de Queensland, en Australia.

El biólogo de 41 años de edad es egresado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), obtuvo una especialización en Inmunología en la Universidad de San Pablo, luego trabajó en Brasil, en el área de virología molecular e inflamación ocasionada por un virus.

Desde hace dos años se unió a la Universidad de Queensland, que junto a otros 105 investigadores de varias naciones que trabajan en toda Australia desarrollaron la vacuna.

Pudo contactar con el vicepresidente de la Cámara Baja, diputado Julio Enrique Mineur, quien fue recibido por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, para informarle acerca del destacable papel que está desempeñando el virólogo paraguayo, egresado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

Posteriormente se informará a las autoridades sanitarias de nuestro país.

Compartir: