Salud Pública paraguaya incrementó en un 100% las camas de terapia intensiva en pandemia

939

Asunción, Paraguay, Agencia IP.- El ministro de Salud Pública paraguayo, Julio Mazzoleni, hizo un balance de un año complejo y desafiante, y señaló que si bien existieron algunos errores, se ha avanzado mucho en el fortalecimiento del sistema sanitario del país para enfrentar a la pandemia de covid-19.

Uno de los crecimientos fue en la instalación de camas de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), en un 100%, además de la construcción de hospitales de contingencia para casos respiratorios en varios puntos del territorio nacional, que se logró en un tiempo récord.

“El balance del año es muy positivo, hemos tenido muchos aciertos, algunos errores y los números son contundentes y cuando lo compara con la región se evidencia que se han hecho mayormente bien las cosas, se han alcanzado las metas de preparación del sistema sanitario”, afirmó.

Señaló que al inicio de su administración, nominalmente se contaban con 270 camas de UTI, sin embargo eran 218 las operativas. Luego al inicio del 2020, antes de la pandemia, se amplió hasta llegar a 305, que significó un crecimiento planificado.

A partir de ahí se incrementa a 609 camas en cuidados intensivos, con la posibilidad de acrecentar un poco más para atención de los cuadros respiratorios; sin embargo se dificulta por la poca cantidad de profesionales terapistas que hay en el país.

“Eso estamos haciendo actualmente pero todo tiene un límite porque la capacidad operativa a partir de los recursos humanos siempre tiene un límite. Tiene que tener relación, es como tener aviones y no tener pilotos”, agregó durante una entrevista en Radio Nacional del Paraguay.

En ese sentido, mencionó que se en adultos respiratorios se podrá crecer entre 20 a 30 camas más; y también en otras áreas, donde históricamente ha sufrido mucho el sistema de salud, que es en la atención materno-infantil, sobre todo los neonatos; pero al mismo tiempo, se está fortaleciendo el primero nivel de atención.

“La paradoja que la gente tiene que entender es que para mejorar la situación en terapia, lo más importante no es invertir en la UTI sino invertir en el primer nivel de atención, para no necesitar de esas terapias, entonces nosotros estamos haciendo ambas cosas”, añadió.

Anticipó que se seguirá teniendo algún crecimiento adicional, ya que la semana que viene se estará inaugurando un pabellón de contingencia para cuadros respiratorios.

Evaluación cuarentena

Al evaluar cómo enfrentó Paraguay la pandemia de covid-19, en el contexto mundial, manifestó que con Uruguay, son los países a los que menos ha afectado el virus en la región, tanto en el ámbito de la salud como la economía.

“Si somos objetivos al final del día lo que se encontrará es lo siguiente: el primer país que cerró todo, fuimos nosotros, el primer país que empezó a abrir gradualmente fuimos nosotros, el primer país que  destacó la necesidad de vivir con el virus también, con el modo seguro de vivir, fuimos nosotros”, enfatizó.

Indicó que la evidencia científica hoy muestra, que todas las naciones que tomaron medidas drásticas, temprano, les ha ido mejor económicamente; aunque en la situación paraguaya se debió mayormente en base a “un análisis honesto y real”, ante la necesidad de preparar el sistema sanitario y de entender mejor el virus pandémico.

“Cuando comparas un país que cerró tarde con el que cerró temprano, a aquellas economías que lo hicieron primero, perdieron mucho menos, y eso se puede ver objetivamente cual es la expectativa de la caída de la economía este año en Paraguay con respecto a los demás países. Cuál es la expectativa de crecimiento el año que viene, respecto a los otros países”, acotó.

Otro parámetro comparativo es con Alemania, en ese sentido, expresó que “el país más fuerte de Europa, probablemente uno de los mejores sistemas de salud,  hoy está en cuarentena en Navidad, nos da una idea de que ningún sistema de salud está libre, y nuestros números son similares a los de Alemania”.

“Cuando miras Paraguay sin conocer su sistema de salud, sus debilidades, los indicadores epidemiológicos, se puede pensar que en Paraguay todo está controlado. Naturalmente no es así por el hecho de que nuestro sistema de salud históricamente estuvo descuidado y con necesidades de profundas reformas”, manifestó.

Aseveró que Paraguay ha tenido un crecimiento del 100% en terapia intensiva, pero aún así “no hay un sistema de salud que sea lo suficientemente fuerte para enfrentar una pandemia descontrolada, eso hoy lo estamos viendo en Europa”.

“Si valoramos objetivamente, si vemos la evaluación de autoridades, gobernantes, medios periodísticos del extranjero también nos da una pauta de que mucho se ha hecho bien, evidentemente también hay cosas que se hicieron mal, pero con el compromiso de seguir trabajando, pero el que trabaja se equivoca”, puntualizó.

Compartir: